Esta vez no me ha dolido irme de casa

SONY DSC

Esta vez no me ha dolido irme de casa mamá, ya que no te dejo atrás.

Ahora te vienes conmigo, ya estás conmigo en todas partes. Siempre lo has estado, ¿verdad? Siempre hemos estado juntas, pero sin apego, con respeto, con amor. Desde la distancia, desde cerca, siempre juntas.

Y ahora mamá ya no me vas a echar de menos, estás conmigo para siempre. Ya no tendré que vivir el momento que más me costaba en la vida, verte la cara antes de irme, despedirme de ti, dejarte ahí, en casa. Aunque las dos sabíamos que una parte tuya iba conmigo, me acompañaba.

Y yo mamá, ¿no te voy a echar de menos tampoco a tí? Escucho tu voz: “No hija, yo estoy contigo, tu eres yo, mi voz es tu voz, mis gestos son los tuyos, vivo contigo, vivo en ti.” Vale mamá, lo sé pero me cuesta…   

¿Sabes? quisiera estar contigo ahí donde estés. Pero sí, sé que tengo mucho que hacer aquí. Tengo un largo camino por delante, muchos niños a los que llegar y con los que crecer. Tengo mucho que contar al mundo, todo aquello que observaba de pequeña durante horas y tú sabías que algún día sacaría fuera.

En cada mirada mía a los niños estás tú, en cada palabra estás tú, estamos tú y yo, está el amor y la paciencia con la que me hablaste, con la que me criaste. En cada pastel que hago estás tú, en cada rato en la cocina con los niños estás tú, está mi infancia, estamos nosotras, están los momentos más dulces que marcaron mi vida…

Sí mamá, sé que me has dejado mucho con lo que vivir, con lo que hacerme feliz y hacer feliz a los demás. Sé que me has dejado la herencia más grande “Ser Yo Misma”. Gracias  por verme siempre tan bien, por dejarme libre, como dices tú “por dejarme volar”, por confiar tanto en mí y respetar a mi camino.

Cantaré nuestras canciones, escribiré nuestros cuentos, haré nuestros pasteles y plantaré tus flores y tus árboles… Esta hija que dejaste “Ser” dedica su vida para que los niños sean ellos mismos. Ya sabes, aún hay mucho que hacer.

Escucho a tu dulce voz que habla cantando y sigo el camino, ya estás conmigo en todas partes.

Ya no nos separaremos nunca.  

 Te quiero mamá, mucho, mucho, mucho…  

20/11/2016 Cartagena

 

Había una vez…

“Había una vez un planeta en lo más profundo del universo donde la gente no hablaba, pero se comunicaba más allá de las palabras…” Así empezaba nuestro cuento que presentamos en La Noche de Los Museos a través de un espectáculo de teatro-danza.

Un planeta que se comunica con los sentidos, con la música, con la danza. Los seres de este planeta expresan todo lo que sienten con los ojos, con todo su cuerpo, escuchan al silencio, se escuchan a ellos mismos conectándose a sus corazones y escuchan a la naturaleza y al cosmos… Así ven cómo todo el universo está unido y  cómo ellos forman una parte de esta misma melodía del universo, viven así  día tras día…

¿Habrá de verdad un planeta así en alguna parte del universo? Durante años me pregunté si yo venía de algún otro planeta. Mi sensibilidad y mi manera de ver el mundo me hacía sentir que yo no pertenecía a este mundo… Y llegó el día de montar mi planeta con todas sus sensibilidades y con su profundidad aquí en la tierra.

El día 21 de Mayo fue mágico: Ver cómo nuestro planeta, su gente, su música, su danza y sus palabras llegaron a los corazones, sentir el silencio que envolvió la plaza al empezar, la energía y la belleza que se creó junto a las madres y padres Factory, tan involucrados en la actividad. Fue tan bonito… Y  los seres de luz de mi planeta: los niños! Cada uno de ellos distinto, brillando con su propia luz detrás o enfrente del escenario vestidos de blanco. Sentimos cómo los árboles de la plaza San Francisco nos abrazaban y nos cobijaban este día.

Subí las escaleras para entrar al escenario, no me acordaba mis palabras, miré hacia atrás, a mis luces niños, les dije que me mandaran luz y vi a todos (más que 30) mandándome luz de sus corazones, mirándome con amor… y ya todo me daba igual, empecé a fluir con las melodías y todo vino solo: La magia, sensaciones profundas y conexión entre todos…  

Este planeta seguirá creando desde el amor, la profundidad y la sensibilidad. Seguirá recordando a los mayores todo lo que guardan en algún rincón de sus corazones, seguirá abriendo y fortaleciendo los caminos del sentir de los niños para que crezcan conectados a esta melodía universal.

¿Sabéis qué? Os voy a decir un secreto: este planeta existe de verdad…

En cada uno de nosotros hay una parte de este planeta y lo vi una vez más en los ojos de todos los que vinisteis a vernos.

Que este planeta que se comunica “más allá de las palabras” brille más y más en los ojos de los seres de la Tierra, que la expresión conquiste los cuerpos y el mundo baile, sienta más y hable menos!

¡Aquí tenéis el vídeo que resume ese día tan especial, esperamos que lo disfrutéis!

Y un recordatorio : Hoy abrimos el plazo de matricula para el próximo curso que comenzará en Octubre: Educación bilingüe a través del arte en La Factory! Podéis encontrar más información en nuestra web : http://www.hayatschocolatefactory.com/educacion/

 

“Más Allá de Las Palabras”

ENSAYOS MUSEOSEste sábado será un gran día para la factory… Será el día que compartiremos la esencia de nuestro Planeta Factory desde el escenario junto a nuestros niños y sus padres.

Es tan especial para mí ver cómo la primera imagen que me vino a la mente sobre la Factory, cuando aún no estaba definida como proyecto, llega a ser una realidad… Que yo escribiría cuentos y obras de teatro, montaría musicales que transmitirían mi mundo y llegarían tanto a los niños como a los adultos…¡Esta era la idea principal cuando aún no sabía que me llegaría mucho más que esto y mi fabrica de chocolate sería una escuela!

Las actividades artísticas de la Factory, que se basan en la interacción con la gente, empezaron primero con nuestros eventos totalmente altruistas por las calles donde la improvisación, espontaneidad, la música, baile, juegos y chocolate eran los protagonistas, utilizándolos como herramientas para llegar con nuestro mundo colorido, no sólo a los niños, sino también a los adultos convirtiendo las distintas plazas de la ciudad en espacios mágicos…

Hemos experimentado momentos inolvidables y todos estos pasos nos ayudaron mucho para ir madurando nuestro proyecto.

Hoy en día la Factory, como escuela, sigue usando las mismas herramientas básicas pero con una misión mucho más amplia y cada día transmite más su mundo y su visión a través de todas las actividades que organiza con su equipo y sus niños (más que 60!)

Hace más de cinco años, cuando vi esa primera imagen sobre el escenario, junto a los niños, un equipo  y el público infantil y adulto, aún no había ninguna de estas cosas… Y de repente un gran impulso comenzó a  empujarme para compartir mi manera de sentir, mi visión  y hacerlo visible a través de teatro, danza y música para que el mundo supiera que “gente como yo” existía en este planeta Tierra, y no eran solo personajes ficticios de películas o libros. Que gente como yo, tan conectados a la fantasía, al corazón, a su niño, también podrían hacerse adultos con un equilibrio sin perder su esencia ni los sueños de la infancia. Se podrían convertir en realidad cuando se coge el “camino correcto al crecer”.

Gente bella de esta ciudad que siempre me ha acogido con tanto amor:

¡Os espero este sábado 21 de mayo a las 20:15 en la plaza de San Francisco de Cartagena para compartir nuestra primera obra en el escenario “Más allá de las Palabras” que se realizará dentro del programa de La Noche de los Museos!  

La música  y escenas que hemos incluido son de nuestras clases diarias, la escenografía y atrezo se han hecho con las manitas únicas de nuestros alumnos de todas las edades. Creo que esta obra va a ser una manera muy especial de  conocer a nuestra Factory y el trabajo que hacemos con los niños como escuela. ¡Así que os esperamos a todos para disfrutar de este viaje interactivo dirigido tanto a adultos como a niños, con el objetivo de transmitir la conexión entre música, naturaleza, cuerpo, emociones y UNIVERSO, un planeta que se comunica MÁS ALLÁ DE LAS PALABRAS!

Y una vez más acabaré el post dando las gracias infinitas…

¡Gracias a este maravilloso equipo Factory, primero a Nadia Rosique Hernández por confiar en mí y ayudarme a formar mis ideas, (las que a veces pueden ser muy atrevidas) como una obra y a mi Elisa Gambuzzi por ser tan atrevida como yo y a nuestra madre factory y bailarina Luisa Corcuera por su gran labor y esfuerzo! Y Alex Dumdaca como siempre por contar conmigo en cada locura y complementar estas locuras con su disciplina y visión! ¡A mis mujeres “Buenos”: Belén Bueno por ser tan conectada al corazón como yo y por emocionar tanto conmigo y a mi superwoman Lourdes Bueno por no cansarse de mí y por estar ahí siempre! ¡A mi bella Patricia Barriga por estar con nosotros con su gran corazón y sus manos mágicas de costurera! ¡A Todos mis bellos amigos que forman una parte de este gran equipo y gran historia de la factory y ahora mismo no están en esta ciudad! ¡Y a todas las madres, todos los padres que colaboran  con nosotros en esta maravillosa experiencia! ¡Gracias Cartagena por acogerme con tanto cariño y darme la oportunidad de experimentar mis proyectos y dejarme crecer con ellos!    

Siguiente pasito…

children's school

El siguiente paso va a ser responder a la demanda que hemos recibido por parte de nuestros  queridos padres/madres que  confían tanto en nosotros… Seguir por esta bella historia de la factory, con nuestra escuela infantil chocolatera por las mañanas… Pasito a pasito creciendo con nuestros pequeños y ver cómo se va materializando cada vez más el sueño de esta niña que veía todo esto venir, pero quizá no esperaba que llegara tan pronto…

Es lo que nos han propuesto algunos de los papis que ya llevan a sus hijos a la factory y quieren que sus hijos puedan seguir creciendo con nosotros y hemos estado evaluando durante un tiempo… Es tan emocionante ver cómo va creciendo todo lo que coge su fuerza de puro amor cuando se junta con un equipo que trabaja desde la ilusión… ¡¡¡¡¡Síííí mi fábrica de chocolate ya va a recibir niños todas las mañanas!!!!!

Con el equipo que llevaría este proyecto, pronto os queremos contar nuestras ideas y planes  con un encuentro en nuestra factory… Yo nunca he buscado con quién hacer todo esto, con quién trabajar, con quién avanzar… Me han llegado ellos solos cada vez que daba un paso más… Y ahora soy feliz de poder decir que cuento con un equipo maravilloso que podrá llevar a cabo este proyecto tan emocionante trabajando cada día con mucho amor, despertándonos cada mañana  con esta felicidad de poder dedicarnos a lo que nos hace felices, a lo que nos llena tanto CRECER CON NUESTRAS LUCES,  LOS NIÑOS…

Pronto os anunciaremos la fecha del encuentro que haremos para los padres-madres interesados en: www.hayatschocolatefactory.com

y en facebook : https://www.facebook.com/HayatsChocolateFactory/

Me gustaría informaros que nuestra idea es empezar con un grupo muy pequeño de 18 meses a 3 años y parece que la mitad de las plazas ya están cogidas… ¡Así que va a ser muy importante que os pongáis en contacto ya con nosotros si queréis saber más!

Una vez más gracias por este amor que nos tenéis, es muy emocionante sentirlo tan fuerte…

Os seguiré contando…

¡Feliz semana a todos!

Pasito a Paso Hayat y su factory

Mi vida y los niños que la iluminan con su luz. Cada uno de ellos es una estrella y yo crezco con ellos, viéndoles, sintiendo sus corazones…

Ya por fin os empiezo a contar mis historias, mi sentir y todo lo que me hizo emprender el camino de “La Factory”. 

¿Cómo surgió Hayat’s Chocolate Factory?

Con muy pocas palabras:“Hayat’s Chocolate Factory” nació de las ganas de una niña convertida en adulta que quiso compartir su manera de ver el mundo. De sus ganas de expresar que los niños podrían crecer sin perder su esencia, siendo “ellos mismos”, con su propia luz y felicidad, porque así lo había vivido ella. Al ser consciente de ello, el sueño empezó a tomar forma a través de su fábrica de chocolate.

¿Y por qué una fábrica de chocolate?

¡Porque el chocolate simboliza su infancia, la inocencia con la que sigue viendo todo! El chocolate y los pasteles de su madre le hacían feliz y siempre soñó con una pastelería grande donde ella fuera la maestra chocolatera. A la vez soñaba con el escenario, también se imaginaba a sí misma como una escritora, o como una presentadora de algún programa de arte y cultura o cocina.

¡Cómo le encantaba cocinar, sobre todo pasteles! Cuando aún no los podía hacer, se quedaba horas mirando los libros de recetas de su mamá.

¡Ella también soñaba con viajar, aprender idiomas, tener un taller grande y poder crear de todo! Cuando se hizo mayor fusionó todo lo que le apasionaba y lo llamó “Hayat’s Chocolate Factory” porque Hayat no solo era su nombre, sino que además significa “vida” y la Factory es una fábrica que coge su fuerza de la vida misma, conectándose a ella profundamente…

¿Y estas fiestas de cumpleaños o talleres de cocina, por qué los hacemos?

¡Porque a mí toda la vida me ha encantado celebrar los cumpleaños, hacer sorpresas y hacer feliz a los demás! ¡Y cada vez que se celebra un cumpleaños de un niño en la Factory, vuelvo sentirme como aquella niña!

La cocina para mí era el corazón de la casa, el corazón de los encuentros mágicos con mis papis preparando cosas ricas y por eso me encanta hacer estos talleres de cocina. Porque siento la misma felicidad, vuelvo ser esa niña que observaba atenta y emocionada todo lo que hacía su madre. Por mi experiencia, a través de la cocina los niños aprenden muchísimo, por eso ahora la cocina es una de las actividades más básicas de la Factory.    

¿Y cómo empezó la educación en la factory?

Tras vivir muchas cosas y tomar la decisión de quedarme en Cartagena algún tiempo más, empecé a trabajar enseñando Inglés, pero en poco tiempo pude ver que yo no solo les enseñaba un idioma… Mi creatividad, mi manera de ver y sentir las cosas influía mucho en mis clases y todo esto me abrió el camino hacía mi propia metodología y los niños comenzaron a aparecer más en mi vida!

¿Y cuál es la raíz de esta metodología?

Lo diré muy sencillo: La raíz es mi querida madre… La raíz es mi forma de ver y sentir la vida y los niños…

El método Factory en la educación no es algo que yo haya aprendido ni estudiado. No monté la Factory pensando que sería un tipo de escuela alternativa siguiendo algún tipo de metodología, tampoco sabía mucho sobre este tema. Todo se formó de manera muy natural, paso a paso… Yo quería compartir mi mirada con el mundo y en unos años vi que “esta mirada” se estaba convirtiendo a una escuela. Parecía que todo lo que me salía de manera innata funcionó bastante bien cuando se juntó con la experiencia y todo lo que he podido ir desarrollando…  

¿Y por qué la raíz es mi madre?

Yo crecí en las manos de una madre que me escuchó, hizo caso a mis sentimientos y reconoció, junto con mi padre, mi SER. Cuando los niños empezaron a aparecer tanto en mi vida no hacía mucho más que tratarlos como me trataba mi mamá: escuchándoles, confiando en ellos, dejando que tocaran lo que había alrededor, explicándoles las razones con paciencia en vez de decir sólo órdenes, dándoles la libertad de experimentar, haciéndoles una parte del proceso dándoles tareas en vez de hacer todo por ellos. ¡Todo esto me salía de manera natural, porque así había sido mi infancia!

¿Es la factory un tipo de escuela libre?

Cuando pensamos qué es una escuela libre, se ve claramente que la factory entra en esta línea, pero para nosotros es muy importante seguir en el camino de manera natural como ha sido hasta ahora, sin etiquetar ni clasificar la iniciativa demasiado. Como he dicho antes, yo no sabía casi nada sobre este tipo de  escuelas cuando empecé con la Factory, solo apliqué en la educación mi manera de ser, ver y sentir, todo lo que tenía interiorizado y todo lo que había visto de mi mamá y empezaron a llegar muchos niños a mi vida. Creo que lo que hizo crecer el proyecto tanto en muy poco tiempo ha sido esta naturalidad y siempre intentaremos respetar esta energía por la que nació este proyecto.

La factory seguirá con la misma ilusión, naturalidad y sensibilidad, disfrutando de cada paso con nuestros peques y sus familias, siendo las necesidades de nuestros niños de luz las que nos marcan nuestro propio ritmo. Y nuestro sueño siempre será que todos los niños puedan crecer sin perder su esencia, sin perder la luz con la que venimos al mundo. Trabajaremos con el fin de que el derecho a jugar y a aprender disfrutando y con libertad llegue a todos los niños!

Cuál es el siguiente paso?

Pues… ¡Esta parte llegará en unos días! 🙂

Muy pronto os daré noticias que hemos estado estudiando como equipo después de un tiempo intenso de emociones, viendo la confianza y el amor que nos tenéis.

¡Gracias a todos y todas los que me han acompañado en este maravilloso viaje de “Hayat’s Chocolate Factory”, gracias a todos los que me habéis dejado llegar a vuestros corazones, gracias a todos los padres y madres que me habéis sabido ver y habéis confiado tanto!

¡Gracias mamá, gracias papá por dejarme SER! ¡Que vuestra hija ahora hace muchos pasteles en su escuela con los niños, reviviendo aquellos momentos dulces con vosotros que le marcaron en su vida! ¡Que vuestra hija ahora tiene una fábrica de chocolate!!!!!

¡Os seguiré contando!

Con mucho amor y luz .

¡Feliz semana a todos!